Hermanas misioneras combonianas

Hermanas misioneras combonianas: mujeres consagradas a Dios para la misión ad gentes.Nuestra historia inició en 1872, como Instituto exclusivamente misionero, de la intuición profética de Daniel Comboni. Un misionero apasionado por Cristo y por África siendo sus predilectos siempre y en todas partes los más pobres y excluídos.

Sostenido por la confianza ilimitada de creer que los pueblos africanos, serían un día, por la fuerza del Evangelio, protagonistas de regeneración y liberación en África, Comboni siente la urgencia y la necesidad de integrar la presencia de la mujer consagrada en la misión evangelizadora de la Iglesia, sosteniendo que su presencia “constituye un elemento indispensable y bajo todos los aspectos, esencial”.

Este su punto de vista, revive hoy en nosotras en cualquier parte donde nos encontremos:

  • en el continente africano donde están enraizados nuestros orígenes;
  • en Europa, en las Américas y en Asia donde, a la luz de los signos de los tiempos, se ha extendido nuestra presencia.

Mujeres del Evangelio, consagradas a Dios para la misión ad gentes, expresamos lo específico de nuestro carisma comprometiéndonos a:

  • Compartir y anunciar  la Buena Noticia del amor universal de Dios en Jesucristo, a los pueblos que todavía no lo conocen, en particular a los más pobres y oprimidos;
  • Favorecer el crecimiento de los valores del Reino ya existentes en la  creación y en la historia;
  • Ser “puentes entre las gentes”, o sea entre los pueblos, culturas y religiones, entre los excluidos y los que excluyen; ser mujeres de diálogo y reconciliación.
  • Animar misioneramente a las Iglesias locales, comunicando la pasión por la evangelización que no puede ser separada de un compromiso por la justicia y la paz.

La semblanza que el mismo Comboni trazó para la Hermana misionera, exigía que fuésemos  “mujeres enamoradas de Cristo Jesús, siempre en camino por las rutas de la misión, para ser las hermanas y compañeras de viaje de los últimos”.

Hoy, unidas por este único ideal, formamos una familia exclusivamente misionera: Provenimos de 35 naciones, trabajamos en 35 países de cuatro continentes. Actualmente somos 1267  hermanas.

Nuestro estilo de vida en comunidades multiculturales, es ya anuncio de la buena noticia y signo del Reino.