Hermana Giuseppa Scandola

Sierva de Dios
Hermana. Maria Giuseppa Scandola                                 

Misionera Comboniana
(1849 – 1903 )

Hermana M. Giuseppa Scándola nació en Boscochiesanuova (Verona) – Italia el 26 de Enero de 1849, del matrimonio formado por Antonio Scàndola y Giuseppina Leso.

Su infancia, su adolescencia y su juventud se caracterizaron por una gran sencillez, espìritu de oración, pobreza y pureza.

Daniel Comboni, Fundador de las Religiosas Misioneras Combonianas “Pie Madrid ella Nigrizia”, la encontró casualmente la primera vez en Revezó, mas tarde en Boscochiesanuova, allí, descubriendo en ella un germen de vocación misionera, le confió el ardiente deseo de su corazón: fundar un Instituto de Religiosas para África.

Conquistada por el ideal misionero, Marieta Scàndola, fue la segunda Hermana del naciente Instituto y una de las cinco primeras misioneras que salieron para África en el año 1877.

Consagró toda su vida a la Evangelización de los Africanos particularmente a los de Sudan.  En Berber, El Obeid, Khartoum, Scellal, El Cairo, Assuan, Lul, se entregó con un amor que crecía en abnegación y sacrificio, hasta ofrecer su vida en cambio de la del joven misionero, P. Giuseppe Beduschi.  Este pudo continuar por muchos años su labor apostólica en África, gracias al sacrificio por ella ofrecido.

Sor M. Giuseppa Scàndola, en silencio, nos enseña que “no hay amor más grande que dar la vida por los hermanos” y que “la verdadera vida es conocer al Padre y a Jesucristo su Hijo que quiere que todos se salven”.

Para esto ella vivió, sufrió y oró.  Por esto murió el 1º de Septiembre de 1903 en Lul (Sudàn).

 

Link GIUSEPPA SCANDOLA

Oración

 

Dios, Padre Omnipotente y Misericordioso, por los méritos de Jesucristo, Dios y hombre

Verdadero, y por la intercesión de Maria, Madre de la Iglesia y Medianera de todas las gracias te pido que, te dignes glorificar a Sor Marìa Giuseppa Scàndola, misionera fiel y heroica que consumó su vida difundiendo Tu  Reino en África y particularmente en la misión de Sudan.

Te alabo por todo cuanto ella hizo y sufrió en comunión contigo, Te pido por su intercesión que acojas la oración que te dirijo y me concedas la gracia que ahora Te pido…, si es para Tu gloria y el bien de tu Iglesia.

Gloria al Padre… (3 veces)

Roma, 10 Mayo 1995


Puede imprimirse:
Antonio Buoncristiani, Obispo
Se ruega a quien reciba gracias por intercesión de la Sierva de Dios que lo comunique a la Postulación de la Causa “Sr. Maria Giuseppa Scàndola V.le Tito Livio, 24  00136 – ROMA, Italia